20080329

Esperpento

Esto de la seguridad de los aeropuertos cada vez es más absurdo.

Leo en El Mundo que una mujer se vio humillada por llevar unos piercing en los pezones. Y yo me pregunto, ¿qué problema hay con los piercing si son unos simples alambres (o finos hierros) que se pueden encontrar en multitud de objetos dentro del avión y en los objetos de los pasajeros (agarraderas de maletas por ejemplo)?
Tampoco deja de ser curioso, por cierto, que en la explicación para la prensa, se usase el maniquí con sujetador. Habrá sido para no "herir" sensibilidades.

1 comentario:

Fenrisar dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.