20060427

Últimamente se habla mucho del papel de la televisión pública.
Resulta paradójico que algo tan público como los canales del Congreso y el Senado no son emitidos públicamente y hay que pagar para poder verlos.
Más que paradójico es vergonzoso. Para poder ver los argumentos de las personas que hacen/aprueban las leyes (diputados y senadores) tengo que pagar dinero, pero para saber los últimos cotilleos de Isabel Pantoja no. Eso es la televisión pública española. Una mierda pinchada en un palo.

1 comentario:

Hari Seldon dijo...

En algunos canales nuevos de la TDT echan debates ;)